Embajadora de Misión Mapuche ante la ONU visita Puelmapu, Argentina

Apo-Werken (Embajadora) Mapuche ante las Naciones Unidas, Flor Calfunao Paillalef durante su presentación en la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer.

Visita al Puelmapu de la Embajadora de la Misión Mapuche ante la ONU

MHRC – Ginebra, 17 de enero, 2017.

Desde el 6 de diciembre de 2016 al 3 de enero de 2017, la jefe de la Misión, Apo-Werken (Embajadora) Mapuche ante las Naciones Unidas, Flor Calfunao Paillalef, viajó desde Ginebra (Suiza) al Puelmapu (territorio ancestral de la nación Mapuche), para participar en una serie de reuniones y conferencias.

La embajadora Mapuche fue invitada por varios lof (comunidades) mapuche, organizaciones sociales e instituciones académicas situadas en el Puelmapu -territorio también conocido por el mundo occidental como Patagonia.

Este es un territorio históricamente perteneciente al pueblo mapuche y a otros pueblos indígenas, que fue anexado violentamente por el estado argentino entre 1879 y 1885, periodo en el que finalizó la resistencia armada del pueblo Mapuche.

El motivo de su visita fue el de informar sobre el trabajo diplomático que la Misión Mapuche desarrolla en la ONU, Ginebra, y también conocer en el terreno mismo la situación que viven las comunidades mapuches.

Flor Calfunao necesitó un largo proceso burocrático en Ginebra para obtener permiso para poder salir de Suiza, debido a que su solicitud de asilo político, hecha en 2008, en dicho país sigue pendiente. Finalmente la Secretaria de Estado para las Migraciones (SEM) autorizó su salida y retorno al país, bajo un pasaporte especial emitido por dicho país.

Desde la violenta ocupación del territorio del estado nacional Mapuche por las repúblicas de Argentina y Chile, hace un poco más de130 años atrás, los mapuches y otros pueblos indígenas que sobrevivieron el genocidio impulsado por ambos estados, siguen hoy enfrentando políticas agresivas y perniciosas tales como el no reconocimientos de sus tierras ancestrales, el usufructo por empresas multinacionales de sus recursos naturales, la contaminación y la venta indiscriminada, de parte de las autoridades argentinas, de sus tierras ancestrales.

La embajadora Mapuche pudo constatar in situ que el gobierno argentino viola los tratados y convenciones internacionales, entre otros el Convenio 169 de la OIT. A pesar de haber apoyado la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas hace oído sordo a las demandas mapuches que se enmarcan dentro de esas y otras normativas internacionales.

Otros de los problemas que afecta a las comunidades son el racismo y la discriminación promovida y/o tolerada por la institucionalidad argentina y la acción de elementos neo-nazis en los medios sociales de información, sin que las autoridades pertinentes tomen medidas punitivas ni preventivas. Los grupos neo-nazis se amparan solapadamente bajo la bandera argentina, a pesar de que muchos de ellos son de origen extranjero o con doble nacionalidad. El no respeto a la diversidad cultural quebranta la convivencia pacífica y armónica entre los habitantes del país.

La Embajadora Flor Calfunao, se entrevistó con dirigentes y autoridades tradicionales mapuches, integrantes del Parlamento Mapuche Chehuelche de Río Negro, la Confederación Mapuche de Neuquen y el Consejo Zonal Lafkence. El  Lonko y Werken del lof (comunidad) Kinxikew, provincia de Neuquén, quienes han ido viendo en estos últimos años que la integridad de su espacio territorial está siendo amenazada por María Cristina Broers, una familia de origen austriaco que reclama como suya parte de las tierras del mencionado lof. A pesar de la existencia de documentación oficial que la Comunidad posee, el Juez Andrés Luchino de Junín de Los Andes dictó una orden de desalojo de los comuneros.

La Embajadora Mapuche pudo constatar que el lof Kinxikew esta vigilado por la policía de Neuquen, al ser ella interceptada durante su visita a dicha Comunidad. La Embajadora integraba una comitiva mapuche encabezada por la Lonko Juana Calfunao del lof Juan Paillalef del Gulumapu (Chile).

Por otro lado, partes de las tierras ancestrales del Lof (comunidad) Paicil Antriao se encuentran amenazadas por el establecimiento de un pueblo que se conoce como Villa La Angostura y que se fundó en mayo de 1932 dentro de las tierras de la comunidad y que estos últimos años ha experimentado un crecimiento desmedido atraídos por el comercio y el desarrollo del turismo, que además pone en peligro los ecosistemas de la región.

Para acallar las protestas de los comuneros mapuches, las autoridades argentinas -presionados por los latifundistas, estancieros y empresas multinacionales- amenazan a los dirigentes que luchan por el respeto de sus derechos y el respeto de sus tierras ancestrales con utilizar la Ley Antiterrorista, siendo este uno de los asuntos que preocupa a la Misión Mapuche y a organizaciones de derechos humanos de Argentina.

El pasado martes 10 de enero, comunidades mapuches y organizaciones de derechos humanos de Argentina denunciaron un violento y desproporcionado operativo policial en el lof Resistencia Cushamen de la Provincia de Chubut. El operativo fue autorizado por el Juez Federal de Esquel, Guido Otranto y por el juez penal provincial José Oscar Colabelli, quien dictó la orden de allanamiento del lof.

Fuentes fidedignas denunciaron que unos doscientos efectivos de gendarmería, apoyados por fuerzas especiales de la policía Federal y Provincial, provisto de carros de asalto y drones, cortaron el acceso a la comunidad y procedieron allanarla. Reprimieron violentamente a sus residentes, los golpearon y torturaron a hombres, mujeres y niños, destruyeron sus casas, secuestraron sus animales y se llevaron detenidos a diez personas, incluidas dos mujeres.

Los denunciantes desconocen los motivos de la detención y los supuestos delitos que se le imputan, pero aseguran que son represalias por el compromiso de los comuneros de recuperar territorios que le han sido usurpados por el grupo italiano Benetton y el magnate ingles de origen judío, Joseph Lewis -entre otros- quienes han adquirido centenares de miles de hectáreas, pertenecientes al territorio ancestral de la nación Mapuche y de otros pueblos indígenas del Puelmapu.

La Misión Permanente Mapuche ante la ONU, a través de la Comisión Mapuche de Derechos Humanos y Auspice Stella (ONG con Status Consultivo Especial ante la ONU) informará sobre estos hechos al Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Asimismo las instituciones mencionadas, más comunidades (lof) y ONG de la sociedad civil documentaran las informaciones recibidas para ser compiladas en un informe paralelo que será presentado al Grupo de Trabajo del HRC, dentro del marco del Examen Periódico Universal sobre la situación de los Derechos Humanos de Argentina, cuya situación éste año (2017) le corresponde ser examinada.

Finalmente, la Embajadora Mapuche instó a las ONG de derechos humanos, los lof y organizaciones de pueblos indígenas a presentar informes alternativos al Grupo de Trabajo sobre el Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos antes del 30 de marzo próximo, con el objeto de obligar al estado argentino atenerse a sus compromisos y el cumplimiento de sus obligaciones internacionales relacionados con los derechos de los pueblos indígenas y los derechos humanos.

Apo-Werken (Embajadora) Mapuche ante las Naciones Unidas, Flor Calfunao Paillalef durante su presentación en la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer de la actual Villa la Angostura.

Misión Permanente Mapuche ante las Naciones Unidas © 2015 Frontier Theme
Translate »